viernes, 9 de octubre de 2009

TERAPIAS GRATUITAS


Todos necesitamos hacer terapia, cuidar nuestro cuerpo y a su vez, permitir descansar la mente. La terapia gratuita es aquella que podemos realizar fácilmente sin suscribirnos a un gimnasio, seguir un curso de Yoga o pagar a un tratamiento de chocolaterapia, que por cierto, no se qué ocurre con el chocolate que ahora se ha puesto tanto de moda.


Hoy pensaba en una terapia gratuita, y la verdad, estaba deseosa de cumplirla. Consistía en un simple pero maravilloso baño muy caliente, no importaba si estaba “condimentado” con sales aromáticas, burbujas o espuma, lo único en lo que pensaba era en sumergir mi cuerpo en agua ardiendo, y dejar que cada uno de mis músculos se distendiera. Sentir como las manos se arrugaban poco a poco, y como mis brazos y piernas perdían fuerza lentamente. Para mí, la terapia del baño debe realizarse sin ningún tipo de ruido o sonido, escuchando simplemente el silencio.


Hay miles de terapias gratuitas, desde volver andando del trabajo a casa, hasta ver nuestro programa favorito poniendo los pies en remojo con agua caliente y sal.

Pasear del trabajo a casa a mí me proporciona un estado de relajación y desconexión máximo. Es increíble, pero cada día me fijo en algo nuevo. Lo que más llama mi atención son las fachadas de los edificios y los balcones de las casas; sí, me entretengo observando bloques de pisos e imaginando cómo serán sus interiores, una terapia muy agradable para mi imaginación y por supuesto, para saciar mis ansias de augurar cómo sería “mi casa ideal”. El Eixample de Barcelona es ideal para practicar esta afición de soñar despierto, no sólo por sus fachadas, sino por el ambiente que se espira en sus calles. Mi terapia continua cuando paso por un amplio paseo y observo los niños jugar en un pequeño parque situado justo en el medio. Escucho carcajadas todos los días, carreras entre amiguitos, gritos de socorro tras algún castañazo al bajar el tobogán, conversaciones de niñas que juegan a mamás y papás, …y esta terapia termina al llegar a la recta final, mi calle. Siempre igual pero a su vez tan distinta; vuelvo a fijarme en los balcones, en quién toma el fresco, en cómo de amplias son las terrazas más acomodadas, en qué pérgolas y mobiliario lucen, …Y llego por fin a casa, cansada pero a su vez relajada, muy relajada.


Cada persona encuentra su propia terapia gratuita, hablando con algunos de mis compañeros, la mayoría realiza actividades relacionadas con las manualidades, el dibujo, y en definitiva, la creatividad. Claro que depende de qué trabajo manual se trate, la inversión en material es más o menos cara, pero aún así, continuaremos hablando de terapias caseras y gratuitas. Ahora se ha puesto mucho de moda la creación de broches, collares y cualquier tipo de complemento con fieltro. El hecho de imaginar qué patrón queremos crear, cortar las piezas, coser relajadamente y pensar en cómo dar un toque especial al trabajo manual, mantiene la mente alejada de conflictos laborales y tareas que, hasta el día siguiente, no tienen que ser retomados.


Por supuesto, no todos tenemos habilidad para coser, pero quizás sí para cuidar los geranios del balcón, para pintar un mueble viejo, para escribir un relato, para componer una canción, o para cocinar un fantástico pollo al chilindrón.


Las terapias gratuitas deben realizarse en un momento óptimo, algunas requieren más actividad que otras, y por ello, hay que encontrar el día adecuado. Muchas veces las ganas aparecen de repente, y porqué no, si tenemos un ratito podemos disfrutar de nuestra terapia hogareña preferida. Aquellas que implican relax corporal, a mi parecer, deberían realizarse una vez por semana. Podemos hablar del baño que comentábamos al principio, de reposar los pies en agua calentita, de estirar las piernas en alto mientras nos relajamos con una mascarilla facial, de aplicar calor en la zona lumbar o cervical mientras disfrutamos de una cómoda posición en el sofá, etc…Tratamientos corporales caseros que aplicados de forma regular equilibran la sobrecarga muscular normal tras la jornada laboral.


Así pues, hago desde aquí un llamamiento para promover las terapias gratuitas ante tal bombardeo de terapias, principalmente corporales, excesivamente costosas. Soy fisioterapeuta, me gusta tener conciencia del cuerpo y de cómo cuidarlo, pero 110 euros de tratamiento para recibir un masaje de 40 minutos y la aplicación de un peeling exfoliante, me parece excesivo.


Todos debemos tomar consciencia del descanso que merecemos y necesitamos, es cuestión de mantener una rutina y unos hábitos que nos ayuden a conseguirlo. Eso sí, siempre que nosotros solos no podamos, es importante que contemos con la ayuda de un profesional.





Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474







Etiquetas:

4 Comments:

At 10:59 p. m., Blogger leonel said...

me parece muy interensate el espacio de su wed en verdad necesito ayuda estoy muy mal vivo todo una pesadilla dia a dia mi relacion de pareja se ha destruido y a la de mi familia tambien y en verdad ya no se que hacer crei tener el control de mi mismo y he visto que no ha sido asi espero que pueda ayudarme...gracias

 
At 8:46 p. m., Anonymous jessica said...

hola minombre es jessica tengo un granproblema lacual yo pensavano era necesario pero ultimamente no se que hacer tengo un nino de 10 anos y yo siempretemiapor el pense que su papa nunca leiba aser falta pero hoy nose que hacer nesecito su concejo

 
At 9:28 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Jessica,

bienvenida a nuestro Diván Jessica.

Puedes exponernos si lo deseas más detalles sobre tu problema y de este modo intentaremos orientarte.

Saludos

 
At 2:34 p. m., Anonymous Merche said...

Sólo...ayuda... ya no se como poder resolver mi angustia, el ser una cobarde me impide quitarme del medio, si encontrase la forma de no despertar...

Sácame de aquí, por favor

 

Publicar un comentario

<< Home