martes, 16 de febrero de 2010

HACER DE MAESTRO ES MUCHO MÁS

Educadiván

Con la colaboración especial de Carmen Fructuoso


Sé que estamos en febrero pero dejad que os haga una reflexión:


Ante el nuevo año que empieza todos repasamos el año que se fue, hacemos planes para el año que comienza y formulamos deseos con ilusión, esperanza y energía.


Yo ante todo pido salud, para mí y para aquellos que quiero y aprecio, ella es la reina absoluta a la que se supedita todo los demás. Y entre los muchos planes y deseos, existe un sueño concreto que me gustaría compartir hoy aquí con vosotros...


Desearía que el maestro pudiera hacer de maestro. Desearía que dejaran al maestro que hiciera de maestro.


¿Qué es hacer de maestro?


Hacer de maestro es llevar a cabo una maravillosa y difícil tarea, es algo más que explicar la suma y la resta, enseñar a leer o explicar el funcionamiento de ...

Es eso y algo más....es guiar, comprender, ayudar, entusiasmar, motivar, hacer que los alumnos se conozcan a si mismos con sus defectos y cualidades, que aprendan con aciertos y errores, que sepan levantarse con los fracasos y que no se obnubilen con los triunfos...pero también es poner limites, aceptar reglas que no les favorecen en cada momento y situación, es enseñar a ser generosos, demostrar que la individualidad no siempre es beneficiosa, y que los intereses personales no son los únicos que existen.


Si hay una cosa maravillosa del oficio del maestro, es justamente el poder ver como el alumnado, con su esfuerzo personal, consigue superar una situación complicada, a pesar de sus dudas y temores, y es ahí donde entra en juego la faceta de maestro que no suma, resta, ni enseña a leer.


Mientras el alumno está superando una situación nueva, más o menos compleja, éste protesta, se enfada, se siente vencido, busca excusas para todo, y es entonces cuando el maestro debe guiar, colaborar, poner límites y hacer uso de toda la confianza para poder realizar su trabajo. Cuando el alumno consigue superar aquel obstáculo, sus ojos se iluminan, se llenan de ilusión y agradecimiento y esa mirada, lo dice una maestra, es lo más maravilloso del mundo.


Hacer de maestro es mucho más...


Etiquetas:

1 Comments:

At 11:08 a. m., Anonymous Anónimo said...

El maestro es una pieza fundamental de la sociedad ,sería muy importante que lo valoraran y confiaran en él y le dejaran realizar con calma su tarea.

 

Publicar un comentario

<< Home