domingo, 10 de enero de 2010

EL JUEGO DE TU VIDA


Bienvenidos al Juego de tu vida, en el que los sueños imposibles se hacen realidad, en el que no existe deseo que no sea concedido, en el que tú, puedes ser la persona afortunada que cambie definitivamente el rumbo de su vida. Nunca antes ningún programa de televisión había logrado convertirse en el genio de la lámpara mágica, porque, señoras y señores, a aquel que consiga superar este reto, le serán concedidos tres deseos, sean cuales sean; les aseguramos que este increíble juego marcará un antes y un después en su trabajo, familia y hogar.


¿Y cuál es el reto? Esto lo decidirán ustedes querido público, pueden proponer las pruebas más rocambolescas que deseen ver en riguroso directo al teléfono que a continuación mostraremos en pantalla o enviando un SMS al 1111 marcando la palabra RETO seguido de su propuesta. El Juego de tu vida no tiene límite, ¡nuestros concursantes están dispuestos a hacer cualquier cosa por ver sus sueños hechos realidad! Lo han oído bien, no existe reto suficientemente complicado, vergonzoso, atrevido, u obsceno para el ganador, sea cual sea, el mejor de los mejores conseguirá sus tres deseos sin piedad.


Empieza,…el Juego de tu vida, ¿Qué precio habrá que pagar?



El Juego de tu vida no existe, aunque muchas personas sí hacen lo imposible por ver sus sueños hechos realidad o simplemente sobrevivir. Dicen que todas las personas tenemos un precio, yo no lo creo así, pero cuando se trata de nuestros seres más queridos, quizás sí lo tengamos, y podamos llegar a cometer pecados capitales por ellos.


He estado imaginando qué propuestas podrían hacer los espectadores de un show de estas dimensiones, y supongo que responderían a las fantasías más macabras y prohibidas, aunque su ética y moral provocasen un dilema, el morbo tendría la última palabra; la mente humana es así, para algunos puede no tener límites, podemos comprobarlo cada día al leer el periódico o escuchar las noticias.


El juego de tu vida es una hipérbole, pero existen programas de televisión en los que la dignidad y privacidad sí tienen precio. Un claro ejemplo es una especie de concurso en el que aquellos que quieren conseguir una preciada cantidad de dinero, “se enchufan” a una “máquina de la verdad” y responden a preguntas que comprometen gravemente su intimidad y la de sus familias, confesando secretos tales como estafas, engaños, consumo de drogas, prostitución, malos tratos, robos e infinidad de temas tabú, que en principio, nunca antes sus seres queridos habían conocido. Verdad o mentira, pero el sentido del juego para mi es uno: puedo ponerme en evidencia delante de toda España por un precio, no me importa lo que los demás puedan pensar de mí ni las consecuencias que todo esto pueda acarrear, siempre y cuando reciba una buena cifra a cambio.


Lo mejor de todo es que parte de la población vemos este tipo de programas; yo me incluyo, una noche haciendo zapping debo admitir que sentí realmente morbo al ver que alguien podía confesar su homosexualidad estando su esposa delante y su actividad sexual a cambio de dinero con otros hombres. No podía dar crédito a lo que mis ojos veían, quise creer que se trataba de un montaje televisivo, pero confieso que mi atención estaba centrada en las respuestas de aquel hombre “enchufado” a una máquina, esperando ansiosa sus “sí” y las reacciones de su señora esposa.


Hoy vemos a una persona ante un detector de mentiras vendiendo “trapos sucios” o ante un periodista del corazón contando intimidades y secretos de familia,


¿A qué jugaremos mañana?




Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474


Etiquetas:

2 Comments:

At 3:03 p. m., Anonymous aRIAS said...

Lo más curioso de todos es que mienten a pesar de que decir la verdad tiene recompensa con mucho dinero y premios...Eso es loque verdaderamente merece atención, como a pesar de todo MENTIMOS!!!

 
At 9:57 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Arias

Buenos días Arias,

A pesar de todo mentimos, por miedo al rechazo social seguramente. En este programa que comentábamos del detector de mentiras, algunos mentían ante todo el público, o así lo confirmaba la máquina. ¿Montaje o realidad? Sea como sea, la mentira ciertamente es una de las principales protagonistas, en ella se basa todo el "show".

Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home