miércoles, 21 de octubre de 2009

ANIMACIÓN PARA ADULTOS




Atributos profundamente ofensivos que nunca nos atreveríamos a revelar.

Opiniones tan duras y reivindicativas que la mayoría temería pronunciar.

Acciones sucias y primitivas que ni el más estúpido de los seres podría realizar.

Insultos que si los pequeños de la casa pronunciaran, unos padres jamás podrían tolerar.

Críticas a altos cargos de la sociedad que ningún medio de comunicación se atrevería a publicar.

La animación para adultos tiene esta capacidad y libertad: decir todo aquello que está prohibido.


Este verano leí un artículo muy interesante justamente sobre este tema que decía lo siguiente: “ Los personajes están muy bien definidos, más que en una película, donde dependen del actor, y al ser dibujo, permiten un tratamiento de temas distinto: situaciones capaces de provocar rechazo o repulsa al espectador, como una persona que revienta a un gato de una patada, en una animación como Padre de Familia, pueden ser capaces de arrancar una carcajada”


Cierto. En las series de animación, el espectador desinhibe esta “moral” que no permite reír de acciones ofensivas y temas “tabú”, y exhibe la carcajada reprimida por la conciencia personal y social. Volviendo al ejemplo de Padre de Familia, ¿cómo un ser tan inofensivo e inocente como un bebé, una figura tan dulce y pura, puede representar a un ser maquiavélico y sádico, y al mismo tiempo, convertirse en la figura más admirada por la audiencia? Tan sólo la animación se atreve con este tipo de creación tan rocambolesca, un ser despreciable por su actitud, pero, como diríamos coloquialmente, un “crack” por ser tan descarado y sobrenatural.


Así pues, podríamos afirmar que la animación se atreve con todo, o mejor dicho, se atreve con todo aquello que nadie se atreve a decir, por ello la cara y los ojos del que lo expresan son un dibujo. La religión en muchas ocasiones es el tema estrella. Dios, Jesucristo y el Papa protagonizan más de un capítulo en distintas series de animación. De hecho, ahora estoy recordando uno en concreto, según muchos espectadores, el mejor capítulo de animación jamás visto, se titula “ I dream of Jesus” ( http://www.tu.tv/videos/8x02-padre-de-familia-el-mejor-episodio ), contiene diálogos tales como el que mostramos a continuación:



( El padre de la familia encuentra a Jesucristo trabajando en una tienda de discos y le invita a cenar a su casa con su familia)

- Madre: Vaya, Jesucristo sentado en nuestra mesa, aún no termino de digerirlo.

- Jesucristo: de hecho, me alegro que todos estén sentados aquí esta noche; de hecho, quería decirles que…uno de ustedes me traicionará.

- Todos: silencio

- Jesucristo: sólo estaba bromeando

- Padre: ajjajajjaja… Está repitiendo aquella cosa que dijo en el libro de la historia.

- Hija: Jesús, termina esa historia que nos estabas contando.

- Jesucristo: bien, pues ahí estaba yo. Ellos me golpeaban sin motivo, me pusieron espinas en la cabeza, me clavaron a un trozo de madera, me metieron una esponja llena de vinagre en la boca y me mataron. Luego me pusieron en un hoyo con una roca en frente por dos días, y llegado el domingo…¡BAM!, regresé de la muerte.

- Padre: de acuerdo, parece que fue un mal fin de semana, pero puedo ganarle: Cleaveland, Joe y yo estábamos arruinados en una licorería, ¿bien? Sabíamos que íbamos a vomitar, pero Joe dice: Oigan, vamos a ver las crónicas de Riddick (película estadounidense, segunda parte de una trilogía). La vimos completa, sin vomitar. Y cuando llegué a casa, no sabía que había perdido las lentes. Peter 1, Jesús 0.




Este es un pequeño ejemplo de las múltiples conversaciones que aparecen en el capítulo. A partir del minuto 9 podéis ver como el padre de la familia encuentra a Jesucristo y como prosigue el resto. Creo que es un ejemplo claro del tema que nos ocupa hoy en el Diván, de lo que nadie se atrevería a ridiculizar ni blasfemar, pero que en las series de animación sí es posible.


Otro personaje mítico es la muerte. La muerte comparte episodios con los protagonistas de la serie que estábamos comentando y se relaciona de manera libre y natural. La muerte, también tiene sentimientos, y justamente en un capítulo muestra su frustración por ser quien es y no poder conquistar otras personas y enamorarse. Finalmente, consigue una cita con una chica, y tras aguantar tres horas en una cafetería, y ver que no congenia para nada con sus gustos y aficiones, la toca y la chica cae degollada encima de la mesa. Este final es una bomba que despertó las carcajadas de miles de espectadores, pero el sentido del personaje de la muerte es aterrador: La muerte, aún mostrarse vulnerable y sensible, sigue teniendo el poder de quitar la vida, y finalmente decide hacerlo por falta de afinidad con una persona, increible.


Las series de animación para adultos pueden ser más o menos ofensivas, según los ideales y creencias de cada uno. Lo que sí es cierto es que son líderes de audiencia en hora punta y en mi opinión, esto tiene mucho que decir, SI LO PRESUNTAMETNE PROHIBIDO DESPIERTA EN NOSOTROS MÁS QUE UNA SONRISA.




Etiquetas:

1 Comments:

At 12:02 a. m., Blogger el jardin said...

Que gran serie!!!
A mí me encanta!!!!
Que grandes noches he pasado yo mirándola...Soy fan de Bryan, tendrías que analizar su figura, que casi es la paternal...
Saludos, comentaré el psot otro dia.

 

Publicar un comentario

<< Home