martes, 28 de julio de 2009

DIETAS EXPRESS. LAS QUE NO COMEN NI DEJAN COMER.


En cualquier escaparate de una farmacia, en esta época del año, podemos ver los famosos productos que protagonizan las "dietas express" de última hora: perder de 3 a 5 Kg en un tiempo récord. Se trata de batidos, barritas tipo snack, o "líquidos amarillentos" que se convierten en el sustituto del desayuno, la comida y la cena, lo que, evidentemente, hace que perdamos kilos de un modo espectacular.

¿Es entonces cierto que perdemos peso en muy poco tiempo?

Por supuesto, si no comemos, perdemos peso. Hasta aquí estamos de acuerdo. ¿Aparentemente sencillo verdad?

Aparentemente. Las dietas express parecen ser fáciles y muy rápidas, pero tienen un enemigo en su contra: La ansiedad.

Las dietas, cuanto más restrictivas, más ansiedad provocan. El hecho de no comer, genera de forma inconsciente pensamientos repetitivos de deseo por "pecar" y picotear cualquier cosa. Conforme pasan las horas, este deseo aumenta, y con él la ansiedad y las ganas por atracar la nevera. Naturalmente, con estas dietas se pasa hambre, y los pensamientos repetitivos que sueñan con, principalmente, comida sumamente apetitosa, no ayudan. La ansiedad que provoca la abstinencia nos hace estar más irritables y agitados, y por supuesto, desemboca en un profundo malestar personal que no solo detectamos nosotros, sino también los demás. La actitud cambia fruto del estado ansioso, y el modo de relacionarnos con nuestro entorno, también lo hace. Esto también puede contribuir a aumentar el malestar personal, y como no, retroalimentar el círculo vicioso-ansioso en el que permanecemos atrapados.

Así pues, a la pregunta, ¿Es fácil seguir una dieta express? La respuesta es NO.

A la pregunta, ¿es rápida? La respuesta es SÍ, y ahí está el problema.

Las dietas rápidas tienen un gran inconveniente: cuanto más rápidas son, más fácil es que recuperemos posteriormente el peso que con tanto esfuerzo habíamos perdido. El miedo justamente a recuperar los kilos, provoca igualmente ansiedad, una ansiedad que nos avisa del "peligro" que puede significar el volver a comer todo tipo de alimentos. Por supuesto, así no podemos vivir. Nuestra dieta diaria debe ser variada y equilibrada, sino no podríamos seguir funcionando y hacer frente a la actividad laboral y familiar.

Nuestro consejo es claro: La imagen corporal va unida al bienestar personal. Una sin el otro convierten la dieta en un auténtico calvario, y de ahí que el riesgo de fracasar sea elavado. Si fracasamos creemos que no tenemos suficiente fuerza de voluntad, y no es así. La tenemos, lo que no podemos pretender es estar dispuestos a soportar una "tortura". Las dietas son importantes, busquemos aquella que nos proporcione unos resultados "reales".



Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474

Etiquetas: ,

6 Comments:

At 2:58 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me ha gustado mucho tú intervención en la radio, desde aquí animo a todos tus seguidores que escuchen tu intervención en el bloc que has colgado EL DIVAN EN LA RADIO. Podrias decirme a que hora puedo escuchar en directo la pròxima intervención. Gracias

 
At 11:14 p. m., Blogger Tita said...

Si ya lo dice el refrán...no hay alegría con la barriga vacía...

Y "las penas con pan, son menos penas"

 
At 10:40 a. m., Blogger El Divan Digital said...

Gracias

Pronto colgaremos la segunda sección de el Diván en Radio Sabadell, la hicimoe el lunes a las 11h, y el tema protagonista era el insomnio.

Así pues, la sección es cada lunes a las 11h en radio sabadell, lo podeís escuchar on-line:

http://www.radiosabadell.fm

Un saludo

 
At 10:42 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Tita,

Cierto, el dicho no se aleja de la realidad, las penas con pan, son menos penas, o como mínimo, lo parecen.

 
At 9:18 a. m., Blogger roma said...

Aunque si que he tenido problemas de peso en algunas ocasiones, siempre han sido debidas a medicaciones que tomaba y al dejarlas de tomar tambien bajaban los kilos, pero se lo mal que te puedes llegar a sentir con un peso excesivo.
No creo en las dietas milagro, pero hoy dia hay dietas muy buenas que no te obligan a pasar hambre ni ansiedad y que te permiten bajar peso, pero eso si, con nutricionistas o dietistas y esos los puedes encontrar en la Seguridad Social no hace falta ir pagando por ello.
Dicen que el querer es poder, y el que quiere una cosa tiene que luchar para conseguirlo, otra cosa es cuando hay alguna enfermedad de por medio que ya es mas complicado como la obesidad morbida que aqui ya se necesita un buen equipo medico, pero esto es otro tema.

 
At 9:48 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Roma

Buenos días Roma, es un placer tenerte de nuevo en el Diván.

"Querer es poder", buena frase, necesaria en muchas ocasiones, cuando nuestra nuestra fuerza de voluntad se debilita.

Mensajes de este tipo son los mejores refuerzos positivos, los puede enviar nuestro entorno o nosotros mismos.

Un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home