martes, 9 de septiembre de 2008

El bote de mayonesa y el café


Un profesor, delante de su clase de filosofía, sin decir palabra, cogió un bote grande de mayonesa, y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno.
Los estudiantes estaban de acuerdo en decir que sí. Seguidamente, el profesor cogió una caja llena de canicas i la vació dentro del bote de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el bote estaba lleno y ellos volvieron a contestar que sí.
Después, el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del bote. Por supuesto, la arena llenó los espacios vacíos y el profesor preguntó de nuevo a los chicos si el bote estaba lleno. En esta ocasión, los alumnos respondieron con un sí unánime.
El profesor, rápidamente, añadió dos tazas de café al contenido del bote y, efectivamente, llenó todos los espacios vacíos entre la arena.
Los estudiantes reían en esta ocasión. Cuando las risas terminaron, el profesor dijo:
“Quiero que todos ustedes se den cuenta de que este bote representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor y las cosas que nos apasionan. Son cosas que, aún que todo lo demás lo perdiésemos, nuestras vidas aún estarían llenas. Las canicas representan el resto de cosas que nos importan, como el trabajo, la casa, el coche, etc. La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas. Si pusiéramos la arena primero en el bote, no habría lugar para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo pasa con la vida. Si utilizáramos todo nuestro tiempo y energía para las cosas pequeñas, nunca tendríamos sitio para las cosas realmente importantes.
Prestad atención a las cosas que son cruciales para vuestra felicidad. Jugad con vuestros futuros hijos, daros tiempo para ir al médico, ir con vuestra pareja a cenar, practicad vuestro deporte favorito. Siempre habrá lugar para limpiar la casa o para arreglar la llave del agua…Ocuparos de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan. Estableced vuestras prioridades, lo demás solo es arena”.

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café. El profesor sonrió y dijo: “Me alegra que hagas esta pregunta. Solo intentaba demostraros que no importa cuanto de ocupada pueda parecer vuestra vida, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”.

Cuanta razón tenía este profesor de filosofía; al leer este escrito, piensas en cómo de importantes son “las pelotas de golf” en tu vida, pero en ocasiones, en el día a día, olvidas por completo que las tienes, o al menos, que están por delante del resto de “arena”. No siempre organizamos el tiempo como quisiéramos, no siempre hacemos las cosas como desearíamos, no siempre logramos complacer a los demás y a nosotros mismos como soñaríamos, pero sí podemos ser conscientes de nuestras limitaciones y gestionar de la mejor forma posible las 24 horas de la jornada.

La última frase da mucho que pensar… ¿Cuantas veces surgen “imprevistos” que impiden quedar con un viejo amigo? Cada uno de estos imprevistos se suma al anterior, y juntos, forman una gran “justificación personal” que nos excusa de la pospuesta de citas. Aún así, el día que conseguimos reencontramos, nos damos cuenta de la importancia de ese café, de las miles de sonrisas y carcajadas que a lo largo de esa esperada hora nos hacen felices, de la cantidad de anécdotas y aventurillas que han pasado por nuestras vidas…Nos percatamos de la necesidad de encontrar un hueco en la agenda y permitir un kit-kat dentro de nuestra rutina.

Así pues, pensad en la lista de cafés pendientes, y recordad cuáles son vuestras pelotas de golf…La vida se ve con otros ojos cuando el bote de mayonesa está lleno.



Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.

VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474




Etiquetas:

1 Comments:

At 11:27 p. m., Anonymous Toni said...

Siempre se agradece que un amigo te llame después de semanas incluso meses. Tendré que buscar la agenda y revisar mi lista de citas pendientes. Gracias por el consejo y felicidades por el blog.

 

Publicar un comentario

<< Home