domingo, 24 de febrero de 2008

Cómo entender la ansiedad



El fenómeno de la ansiedad se da en todas las personas, y, bajo condiciones normales, mejora el rendimiento y la adaptación al medio social, laboral o académico.
La función de la ansiedad es la de movilizarnos frente a situaciones amenazantes o preocupantes, de forma que hagamos lo necesario para evitar el riesgo, asumirlo o afrontarlo adecuadamente. Por ello, la ansiedad se convierte en un instrumento BÁSICO Y FUNDAMENTAL para nuestras vidas, un elemento imprescindible que nos ayuda a reaccionar ante cualquier estímulo que requiera cierta actividad y respuesta. Veamos algunos ejemplos en los que la ansiedad se hace presente de forma sana y natural en nuestras vidas:

- Antes de realizar un examen. Si no estuviéramos ansiosos, , si no sintiéramos cierto riesgo, no reaccionaríamos ante el elemento amenazante ( suspender el examen), estudiando la materia, y no nos motivaríamos a la hora de preparar la prueba.
- Ante un coche que circula a gran velocidad mientras cruzamos la calle. Si no sintiéramos la ansiedad frente al peligro de ser atropellados por el coche, no pasaríamos apresuradamente en ese instante.

La ansiedad NUNCA debe desaparecer por completo, siempre tiene que existir. Sin ella seríamos básicamente títeres que se moverían por propia inercia.

Por otro lado, cuando la ansiedad sobrepasa determinados límites, se convierte en un PROBLEMA DE SALUD, impidiendo el bienestar, e interfiriendo notablemente en las actividades sociales e intelectuales. Se calcula que entre un 15% y 20 % de la población padece, o padecerá a lo largo de su vida, problemas relacionados con la ansiedad con una importancia suficiente como para requerir tratamiento.

Conozcamos cuales son las manifestaciones sintomáticas de la ansiedad:

- Físicas: Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, molestias digestivas, falta de aire, temblores, sudoración. Por ejemplo, en el caso de un examen importante, las horas previas a él, es normal sentir un aumento de la frecuencia cardiaca, sudoración, ardor de estómago.

- Psicológicas: Inquietud, ganas de huir o atacar, sensación de amenaza o peligro, temor al perder el control. Podemos sentir estos síntomas ante cualquier situación que provoque el temor, por ejemplo, a una pérdida. SI no existiera esta ansiedad, viviríamos totalmente despreocupados por mantener íntegros nuestros bienes, conservar nuestro trabajo, etc.

- De conducta: Torpeza o dificultad para actuar, estado de alerta o hipervigilancia, bloqueos, inquietud motora. Siguiendo el ejemplo del examen, la misma ansiedad nos hace estar atentos a cualquier estímulo relacionado con él, y en ciertas ocasiones, el nivel de ansiedad puede aumentar hasta bloquear nuestra mente y dejarla en blanco. Es entonces cuando debemos utilizar nuestros recursos personales para tomar la atención y concentración necesarias.

- Intelectuales o cognitivos: Dificultades de atención, concentración y memoria, aumento de los despistes y descuidos.

- Sociales: Irritabilidad, dificultades para iniciar o seguir una conversación.


ATAQUES DE PÁNICO

Los Ataques de pánico son periodos discretos de miedo o malestar intenso, que aparecen súbitamente y en poco tiempo (en 10 minutos o menos), llegan a su máxima intensidad; suelen ir acompañados de una sensación de peligro inminente y un impulso o necesidad de escapar. Para ser considerado como ataque de pánico, deben aparecer, al menos, 4 de los siguientes síntomas:

- Palpitaciones
- Sudor
- Temblor
- Sensación de ahogo o falta de aire
- Dolor o molestias en el pecho
- Nauseas o malestar abdominal
- Mareo
- Sensación de irrealidad
- Miedo a perder el control
- Miedo a morir
- Entumecimiento, hormigueo en las extremidades
- Oleadas de calor o escalofríos.

Un ataque de pánico puede empezar por cierto malestar en cualquier situación, e ir acompañado por pensamientos negativos sobre aquel malestar, tales como temor a que éste vaya en aumento por cualquier motivo ( por ejemplo: malestar por estar cerrado en el metro acompañado de pensamientos tipo “ cada vez me encontraré peor, me faltará aire y no podré salir de aquí” ). Así pues, el ataque de pánico se alimenta de estos pensamientos negativos y del aumento de ventilación que estos provocan. Al sentirnos mal, empezamos a aumentar la frecuencia respiratoria, y el hecho de hiperventilar termina por desencadenar los propios síntomas del ataque. Cuando una persona llega a perder el control de esta hiperventilación, la opresión en el pecho, el aumento de la frecuencia cardiaca y la sensación de ahogo le producen una real sensación de muerte, hecho que aún aumenta más el miedo ante esta situación. Los factores que desencadenan el ataque de pánico son puramente psicológicos, por ello, el cuerpo llega hasta cierto nivel de aumento de las constantes vitales, y posteriormente disminuyen sin afectar la salud física del individuo.

Así pues, para controlar un ataque de pánico hay que recordar lo siguiente:

- La hiperventilación es el factor que puede hacer desencadenar el ataque. Aún sentirnos mal, si controlamos la respiración inspirando y expirando profundamente y con tranquilidad, conseguiremos frenar el ataque.
- Los pensamientos negativos sobre el primer malestar que hemos sentido (debido a que estamos agobiados en medio de la calle, en medio de un centro comercial, en el tren, en un examen, etc.) provocan el aumento de la respiración que comentábamos. Al pensar y sobretodo, al anticipar lo que nos puede ocurrir (en aquellos casos en los que ya hemos padecido un ataque), inspiramos y expiramos a mayor velocidad, y sin darnos cuenta, pueden aparecer el resto de síntomas tales como opresión en el pecho y hormigueo. Por todo ello es importante controlar estos pensamientos y no anticipar síntomas. Debemos ser conscientes de que LA ANSIEDAD ESTÁ EN NUESTRA MENTE, y por ello, podemos controlarla.


Si quereis consultar cualquier duda sobre la ansiedad, sobre sus síntomas o tratamiento, podeis utilizar este espacio para ello.



Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474

Etiquetas:

2 Comments:

At 9:58 p. m., Anonymous INMA said...

QUE TRATAMIENTO ES EFICAZ ANTE UNA ANSIEDAD PERSISTENTE? TAQUICARDIAS DIARIAS Y FUERTES, SENSACION DE PRESION EN EL PECHO Y CANSANCIO.

 
At 6:13 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Inma

Bienvenida al DIván Inma.

Un tratamiento psicoterapéutico, en el que trabajes tus propios recursos personales y aprendas a autocontrolar la ansiedad.

Todo lo que me explicas son los síntomas que produce la ansiedad, pero sería importante conocer pq aparece, qué pensamientos la retroalimentan, etc.

Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home