martes, 11 de diciembre de 2007

Lo único que nos queda es el recuerdo

Por supuesto que lo recuerdo. Desde entonces han pasado muchos años, de hecho, tu padre aún no había nacido. Aquellos eran tiempos distintos. En Barcelona, los socavones sorprendían las prometedoras obras del tren de alta velocidad, y llegar al trabajo en cercanías se convertía en una auténtica odisea. El socialismo prometía viviendas dignas y pedir una hipoteca significaba hacer cuentas cincuenta años vista. Los programas de sobremesa hablaban de alcaldes corruptos y la prensa rosa demostraba que hasta los matrimonios reales podían terminar por romper el “sí quiero”. Deportivamente hablando, brillaron estrellas como Roger Federer entre raquetas o Tiger Woods en el green, y la liga trajo emoción hasta el último minuto, resultando finalmente victorioso el equipo blanco (tu abuelo aún refunfuña); merengues y culés siguen siendo eternos rivales, en esto las cosas sí que no han cambiado.
De hecho hijo, hay cosas más importantes que no han cambiado. Aunque pasen los años, lamentablemente, en ocasiones el hombre continua impotente ante la madre naturaleza. El 2007 fue realmente duro para algunos; éste dejó huella en tierras peruanas al protagonizar uno de los terremotos más importantes de su historia, y vio como Grecia y el estado de California lloraban envueltos en llamas.
De todos modos, a lo largo de estos cincuenta años, hemos trabajado duro para mejorar nuestra calidad de vida y la de todo el planeta. Muchos tomamos conciencia del peligro que corría, y por ello, a día de hoy, podemos decir que la juventud hereda una tierra con futuro en lugar de un futuro sin tierra.
Echo la mirada atrás y me resulta difícil recordar todas aquellas cosas que aquel año deseábamos cambiar. Yo estaba dispuesta a comerme el mundo, y mírame ahora, me conformo con estar en casa, sentarme en este viejo balancín, y saber qué ocurre ahí fuera mientras leo política internacional y algún que otro artículo de opinión. Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo. Tú aún eres demasiado joven para entenderlo, pero conforme pasen los años, te darás cuenta que, al final, lo único que nos queda es el recuerdo.






Promocion Navidad

Fin de año Ver otros participantes


18 Comments:

At 11:45 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ todos los lectores del Diván


El post de esta semana participa en un concurso de blogs. El objetivo era resumir en un máximo de 365 palabras el año 2007. Si os gusta, podeis votarlo clicando sobre el icono VOTAR.

En este espacio de comentarios podemos seguir debatiendo sobre el tema. Para este Diván es un placer eschuchar todas vuestras opiniones e impresiones.

Un saludo

 
At 10:09 a. m., Anonymous Sr Loepz said...

El abuelo que gruñe tiene pinta de haber sido muy entrañable verdad? Me ha gustado mucho el resumen del año, coge prácticamente todo los aspectos remarcables del último ejercicio. Tienes mi voto.
Un abrazo

 
At 11:14 a. m., Anonymous Mr.Juack said...

Muy buen resumen del año, al estilo que nos tiene acostumbrados la srta del Diván.

Yo celebraré el año nuevo haciendo un buen juack y instalandome un nuevo sensor para que el sr loepz lo pueda localizar.

Un saludo

 
At 11:14 a. m., Anonymous mr juack said...

Por supuesto, tienes tambien mi voto.

 
At 7:00 p. m., Blogger El Divan Digital said...

Gracias chicos

Un saludo

 
At 10:48 p. m., Blogger Iván said...

Un gran relato. ¿Hasta donde nos llevarán las decisiones que adoptemos en este momento? Solo el tiempo lo dirá.
Hemos coincidido en el punto de vista al hacer la historia. Resulta curioso como dos personas pueden llegar a pensar casi de la misma manera.
Tienes mi voto (aunque veo que ya me superas :P).
Un saludo!

 
At 11:44 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Iván

Gracias Iván, también tienes el mío.

Yo, cuando intenté resumir el año 2007, imaginé lo difícil que sería recordarlo a lo largo de los años,y en un principio pensé que sería realmente complicado. Pero en realidad, si preguntamos a nuestros abuelos "historias" que vivieron 50 años atrás, es sorprendente la cantidad de detalles que reviven del baúl de los recuerdos. Por ello, he querido transmitir la importancia del RECUERDO, de aquello que nada ni nadie, aunque pase el tiempo, puede borrar.

Un saludo

 
At 9:35 a. m., Anonymous Daniel Arias said...

Sobre la última frase de tanto leerla me ha llevado a una reflexión. Y es que la mente es tan compleja y “perfecta”, que se nos deben eliminar una serie de recuerdos aparentemente superfluos, pero que estoy seguro que de recordarlos nos llevarían a un gran confort.
Hay alguna manera de recuperar recuerdos que parecen perdidos?

 
At 9:54 a. m., Anonymous Cristina López said...

Con este artículo has sabido transmitir una série de conceptos y valores importantísimos en el mundo de hoy. Me has hecho ver que la vida es un ciclo que se repite generación tras generación. Los padres luchan por sus hijos para que estos tengan un porvenir mejor y estos a la vez también lo haran por los suyos. Has dado un mensaje de esperanza plasmando que la juventud es la que tiene que luchar por un mundo más justo ya que es cuando la persona está en plenitud de todas sus facultades. En estas fechas de derroche has mencionado a los más débiles, esto me ha hecho recapacitar, ya que como tu dices el tiempo pasa deprisa y al final lo que nos quedaran son los recuerdos, con lo bueno y no tan bueno que hayanos cosechado en la vida. Felicidades por ser como eres una persona con principios y también sensible. Animo desde aquí a que la gente lea tu artículo y lo vote.

 
At 10:08 a. m., Anonymous Joan M. said...

Excelente artículo, es verdad que todo nos lo pueden quitar menos el amor y las vivencias personales que son en definitiva los recuerdos. Incondicionalmente tienes mi voto.

 
At 3:10 p. m., Anonymous Oscar Ribuero said...

Nos has enseñado que el tiempo hay que aprovecharlo y tener conciencia de entre todos contribuir a un mundo mejor. Excelente relato, animo a que todos te voten, te lo mereces.

 
At 9:24 p. m., Blogger El Divan Digital said...

Muchas gracias por vuestras aportaciones. Cierto, el tiempo hay que aprovecharlo, y aunque pasen los días, los meses y los años, siempre podremos disfrutar de él, aunque sea con nuestros relatos.
El 2007 ha sido un año más, pero cada instante que hemos vivido en él, ha marcado parte de nuestra identidad.

Un saludo

 
At 11:20 a. m., Blogger Cristian said...

Enhorabuena,recibe el voto de tu competidor.

Mi post me lo escribió mi hija de 7 meses, no tiene aún muchos amigos por eso aún no ha conseguido muchos votos:

http://ceslava.com/blog/odio-a-los-bloggers/

Un saludo y suerte

 
At 6:00 p. m., Anonymous Seni said...

Genial resumen!Gran relato!
Te invito a que des una vuelta por el mío:
http://torremocha28.wordpress.com/2007/11/29/odio-amarte/

 
At 8:07 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Cristian

Hola Cristian,

lei tu post, me llamó mucho la altención su título desde un principio...creeme, como pude reír!imaginaba la película "mira quien habla" y las cosas que podía "pensar" un niño de 7 meses...

Felicidades por tener una niña tan preciosa,

Un saludo

 
At 8:17 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Seni

Hola Seni,

He leído tu post, muy duro, pero no podemos hacer oídos sordos ante tal realidad...Es interesante de leer y pensar sobre ello.

Un saludo

 
At 11:55 a. m., Anonymous Anónimo said...

UN GRAN RECUERDO PARA EL FUTURO.YO TAMBIÉN QUIERO COMPARTIR LAS COSAS QUE HAN PASADO ESTE AÑO CON LOS MIOS CONFORME PASE EL TIEMPO

 
At 12:26 p. m., Blogger Verónica said...

El recuerdo es una cualidad indispensable sin la que no podríamos vivir. Nos hace mejores o peores, nos hace perdonar, nos hace agredadecer. Yo admiro a mi abuelo cuando me cuento cosas de la guerra, detalle a detalle, nombre a nombre, lugar a lugar... incluso lo que comieron un día concreto. Ojalá nosotros podamos recordar con tanta exactitud como ellos. Son héroes.

Por hacer que quiera más a mi abuelo, por lo que es. Tienes mi voto. Cada uno lo sentimos de una manera. Supongo que para los demás será diferente.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home