jueves, 25 de octubre de 2007

ESCLAVAS





Recientemente veíamos una publicidad en la que aparecía una chica anoréxica de 32 Kg de peso, desnuda, promocionando una firma de ropa. La cara amarga de la extrema delgadez nos mostraba así las terribles consecuencias de esta enfermedad, al menos, las consecuencias VISIBLES.

Anorexia, bulimia, ¿Cuántas veces hemos oído hablar sobre trastornos de alimentación durante los últimos 10 años? Seguramente muchas, pero aún así, ¿Sabemos realmente qué esconden estas enfermedades? ¿El síntoma principal es la extrema delgadez o hay un problema mucho más grave de trasfondo? ¿Cómo viven las personas con anorexia o bulimia, qué sienten, qué piensan, qué tipo de vida esperan?


Veamos más de cerca en qué se caracterizan estos dos trastornos de alimentación e intentemos diferenciarlos. Cabe decir que estos trastornos pueden tener un progreso muy distino. Hay personas que su problema se queda en fases iniciales y otras que no encuentran la ayuda o los recursos personales necesarios y alcanzan los temidos límites de la enfermedad.

ANOREXIA

La anorexia es un trastorno de la alimentación que se expresa con un rechazo contundente a mantener el peso corporal en los valores mínimos aceptados para una determinada edad o estatura, y se caracteriza por una importante distorsión cognitiva de la imagen corporal.


Las personas que padecen anorexia:

- Siempre tienen que hacer un ritual con la comida (cortar por ejemplo la carne a pedacitos minúsculos, masticar de una forma determinada, etc)

- Quieren tener el control total de su cuerpo y de su vida (a veces también de las personas que les rodean).

- Intentan mantener un margen de seguridad con su peso. Es decir, para no sobrepasar el peso que ellas deciden en un momento determinado conservar, mantienen un margen por ejemplo de 3 Kg por debajo de ese peso. El problema es que este margen de seguridad es imposible que sea exacto, nunca pesamos lo mismo; Así pues, si se pesan por la mañana tendrán un peso, si beben un vaso de agua tendrán otro, antes de ir a dormir otro, etc. Los gramos nunca son exactos y este es un tema que les produce mucha ansiedad.

- Les gusta preparar grandes festines de comida para los demás, calóricos y en ocasiones excesivos. Eso sí, ellas no probarán bocado.

- Tienen muchos libros de cocina, conocen los alimentos a fondo, la comida es una verdadera obsesión

- Utilizan laxantes y diuréticos para perder peso y evitar la retención de líquidos.

- La mayoría padece graves problemas de estreñimiento

- Las anoréxicas restrictivas (estamos hablando del mayor grado de gravedad) no comen absolutamente nada. Les gusta sentir el hambre, demostrarse a si mismas que tienen el control de su cuerpo, que pueden decir “no” y aguantar sin ingerir nada.

- Son personas hiperactivas: intentan hacer ejercicio todo el día. No importa cómo, la cuestión es no parar de moverse. Puede que pasen todo el día de pie, o si están sentadas no paren de mover una pierna, y al mismo tiempo duerman el menor número de horas posibles con la finalidad de quemar más calorías.

- Conducta social: no se relacionan con los demás, tienen pocas amistades. Normalmente, cuando un grupo de amigos queda, es para ir a tomar algo, cenar, ir de copas, etc. Ellas no pueden permitirse el “lujo” de ingerir nada. Además, cuando quedan con personas conocidas, es inevitable que les pregunten por su peso, por su aspecto físico, por el cambio que han hecho en los últimos meses, etc.

- Existe un gran desinterés por el sexo. No intentan seducir ni pretenden que nadie las seduzca. Repulsan su cuerpo, sienten asco al tocarse mientras se duchan, etc. Tener relaciones se vuelve un imposible y aún más, sentir placer en las mismas.

- Sufren ataques de ansiedad al tener que comer ciertos alimentos. La idea de que aquellos alimentos van a saciarles y engordarles les hace entrar en un estado de tensión y ansiedad máxima.

- Fenómenos obsesivos compulsivos: Pensamientos repetitivos que se transforman en obsesiones. Las personas anoréxicas viven encerradas en el pensamiento de la comida y el peso, son esclavas de ello y este es un problema realmente difícil de solucionar. Una persona que padece anorexia puede llegar a pesarse 20 veces en menos de 10 minutos, tienen la obsesión de conservar el mismo peso todos los instantes de su vida, y esto es imposible.

- A menudo existe una sintomatología depresiva asociada.

- Cambios cognitivos. El cambio cognitivo principal y más característico de la anorexia es la alteración de la percepción corporal. Con esta alteración va relacionada una característica clave de la enfermedad: LA NEGACIÓN. La negación de estar delgadas, hambrientas, exhaustas, malhumoradas, solas, ...La negación de que tienen un grave problema y de que están ENFERMAS.

- Conservan la imagen que tenían al principio de adelgazar, no perciben la pérdida de Kilos.

- Rápidamente se sienten sacias, llenas, a punto de reventar. Puede que coman una galleta y crean que su estómago va a estallar.

- En los casos graves desaparece la menstruación

- Son personas con un carácter difícil, tozudas, hipercríticas y caprichosas. Culpabilizan de todo a los demás.

- Toman una posición moralista y espiritual que les hace rechazar todo aquello que sea materialista y esté relacionado con el dinero y el poder.

- Siempre están muertas de frío.

- Puede aparecer un vello característico en los brazos, muy fino.

- Tienden a tener la presión arterial muy baja, por ello son habituales las lipotimias.

- También pueden presentar hinchazón abdominal.

- Son personas muy perfeccionistas



BULIMIA


La bulimia es un trastorno de la alimentación que responde al acto de comer de forma compulsiva, es decir, a la ingesta rápida y aglutinada de alimentos sin disfrutar de ellos.
El vomitar o no es opcional, no todas las personas bulímicas lo hacen. Las personas que padecen esta enfermedad suelen atracarse a comida de forma normalmente DESMESURADA ciertos momentos del día o la semana, convirtiéndose de este modo en un ritual ( por ejemplo: por las noches, o los domingos por la tarde después de ver la película, o los viernes cuando se quedan solas en casa, etc)

Las personas que padecen bulimia:

- Desean agradar a los demás

- Son personas muy impulsivas

- Tienen poca capacidad por aceptar la crítica.

- Son dictadoras en casa y sumisas con las personas que no conocen.

- Tienen una baja autoestima

- Fingen ser felices

- Cambian de amigos y de compañías muy a menudo.

- Así como las anoréxicas tienden a ser muy perfeccionistas en sus estudios, ellas puede que lleven bien la materia una temporada y otra que saquen resultados desastrosos.

- El perfil de muchas de ellas es el de trastorno límite de la personalidad ( para que nuestros lectores se hagan una idea, las personas con este tipo de trastorno asociado, tienen verdaderas dificultades para regular sus necesidades desde sí mismos, por lo cual se encuentran controlados por sus propios impulsos, a los que no saben poner límites. Viven en una permanente inestabilidad emocional, como en una especie de "montaña rusa", de la cual, y esto es lo grave del problema, pueden salir despedidos en cualquier momento).

- En ocasiones, parte de ellas ha sufrido abusos sexuales en la infancia.

- La bulimia puede aparecer como un recurso para controlar el peso o como consuelo tras un periodo nervioso y de mucha ansiedad.

- También utilizan diuréticos y laxantes.

- Algunas también son hiperactivas.

- Tienen mucha ansiedad, esta es la razón principal por la que sufren atracones.

- Ocultan su problema, sienten mucha vergüenza por ello.

- Son seductoras

- El sexo no es satisfactorio pero muchas de ellas son adictas a mantener relaciones. Es otra forma de “llenarse”.

- Son muy sociables y agradables, pero al mismo tiempo sumamente superficiales.

- No les gusta su cuerpo, sienten repulsión hacia él.

- Tienen un alto sentimiento de culpa

- El riesgo de suicidio es alto, sobretodo las personas que tienen un trastorno límite asociado.

- Les gusta el riesgo. En ocasiones, algunas pueden llegar a calmar su ansiedad con el juego convirtiéndose en auténticas ludópatas, otras puede que lleguen a ser cleptómanas, etc.

- En la bulimia también existe una distorsión cognitiva de la imagen corporal.

- Estas personas no sienten la sensación de saciedad. Cuando tienen un atracón, su estómago no tiene límite, es como un pozo sin fondo.



Los trastornos de Alimentación esclavizan al ser humano, transforman todos sus pensamientos en uno, le convierten en un ser egoísta y puramente narcisista, no le permiten relacionarse con el medio que le rodea y en definitiva, no le dejan ser LIBRE.

Estos trastornos requieren ayuda médica y psicológica y aún así, se convierten en un camino de lucha continua entre el yo verdadero y el yo enfermo.
NO es fácil hacer frente a los pensamientos y miedos que despiertan la anorexia y la bulimia, es muy difícil sobrellevar la ansiedad que provocan y que al mismo tiempo las retroalimentan. Pero salir de este bucle es posible con la ayuda de profesionales y sobretodo, con el apoyo de los seres más queridos. Sin esta ayuda, las personas que sufren un trastorno de alimentación pueden estar PERDIDAS.



Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474

Etiquetas: ,

7 Comments:

At 4:00 p. m., Anonymous Un lector said...

Me ha parecido un interesante artículo. Sigan así.

Un saludo

 
At 12:46 a. m., Anonymous imorabella@hotmail.com said...

Creo que soy BULÍMICA, con momentos de lcidez en los que me vuelvo ANORÉXICA. Me identifico mñas con ciertas reacciones relacionadas con la bulimia; pero lo que realmente me preoicupa es estar delgada y nlo engordad. Mi ansiedad me está matando y hasta ahora ni mi sicóloga, ni mi siquiatra me están ayudando a buscar la "razón" o el porqué de la situación a la que he llegado..... Ha sido el especialista de endocrinología es que me ha dicho que mi problema es del alma...... Pero aquí estoy intentando buscar AYUDA!!!!!!!!!!!!

 
At 11:07 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ imorabella

bienvenida a nuestro DIván.


Primero de todo: es importante que no intentes buscar una ETIQUETA. lo importante es tratar tu problema, los síntomas, el malestar. Si necesitas atracarte con comida para aliviar tu ansiedad, ahí está el problema: LA ANSIEDAD Y AQUELLOS ELEMENTOS QUE LA PROVOCAN. Si buscas el problema en la bulimia, en el hecho de atracarse y vomitar, no encontrarás la solución... Esto es sólo una consecuencia. Imorabella, está claro que existe un inconformismo con tu persona, un malestar, ...¿´Qué puedes hacer para autocontrolar todo ello? ¿únicamente comer compulsivamente? Está claro que estos hábitos no te ayudarán a retomar las riendas.

Así pues, ahora, más que buscar la razón por la que has llegado a esta situación, la clave está en empezar a actuar para aliviar este desconformismo que existe con tu persona y la ansiedad que lo provoca. Haz algo por ti, algo que te haga sentir bien...cuídate, mímate...Y sobretodo, continúa con la terapia, seguro que hay muchos aspectos tuyos y de tu entorno por trabajar.

Seguiremos aquí para escucharte.

Un saludo

 
At 2:53 a. m., OpenID elisa88 said...

Hola... pues leí el artículo y me gusto mucho. No había leido bien que significaba bulimia... y creo que tengo bulimia =(
Cuando me encuentro muy ansiosa me dan los ataques de comer y comer, mi estado de ánimo es muy inestable, o estoy alegre y me quiero sentar a llorar. Cuando estoy triste o atravesando un momento difícil, tengo pensamientos... suicidas y he intentado tomar pastillas y a veces me corto.... no sé si a lo mejor no sea bulimia sino otra cosa..

 
At 12:30 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Elisa88

Bienvenida al Diván y gracias por contar con nosotros.

Elisa, es importantísimo que contactes immediatamente con un centro de salud si observas que existen pensamientos autodestructivos que te persiguen. Este es un tema altamente peligroso, y que aquí en el Diván no podemos tratar desde la distancia. Es importante también que contactes con una persona de confianza de tu familia, para que sepa la gravedad del problema.

Elisa, confiamos en ti, confiamos en que hagas lo correcto y TE AYUDES. TU ERES LA ÚNICA QUE AHORA MISMO PUEDE DAR EL PASO.

Seguiremos aquí para escuchare. Nosotros tenemos consulta de psicoterapia en Barcelona si necesitas contactar para cualquier duda. Puedes hacerlo en el divandigital@gmail.com

Un abrazo.

 
At 9:29 p. m., Anonymous jijita said...

Hola:
Leí el artículo y me pareció muy bueno...
La verdad es que me siento muy identificada con el tema.
Actualmente me encuentro en terapia con psicólogo y psiquiatra ya que me encuentro tratando mi esquizofrenia... No sé que hacer, al principio comencé vomitando cada vez que comía algo, porque mi psiquiatra me advirtió que los medicamentos como la Olanzapina, me podrían hacer subir unos kilos, y yo no quería eso... bueno empecé a bajar y bajar, continuaba con mis vómitos, hasta que desistí de hacerlo porque tenía las manos muy feas... Ahora ya no vomito, pero he dejado de comer, simplemente no pruebo más de 500 calorías diarias...
Me gustaría saber si soy bulímica, anoréxica o es sólo otro síntoma de la esquizofrenia...
Aconsejenme por favor.

 
At 10:28 a. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Jijita

Bienvenida a nuestro Diván.

Estos temas que comentas, sería importantísimo que los trataras con el psiquiatra y psicólogo. El tratamiento de la esquizofrénia no tiene pq ir aislado de otros tratamientos, en tu caso, debería integrarse el problema con la comida. Aún no ponerle un nombre o una etiqueta, el problema existe, ya que protagoniza tu día a diá y esto afecta al resto. Si los pensamientos con la comida son repetitivos, y sobretodo la restricción de no comer más de 500 kcal, existe un problema a tratar,así como los vómitos y actitudes relacionadas.

No te preocupes por la etiqueta (anorexia, bulimia)...Lo importante es poner solución a esta esclavitud.

Un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home