viernes, 29 de junio de 2007

ESCAPE




TITULAR DE ESTA SEMANA:

"La tasa de consumo de cocaína en España entre los ciudadanos de 15 a 64 años supera, por primera vez en la historia, la de EE UU y cuadruplica la media europea, según ha informado la ONU."

El responsable del Informe Mundial sobre Drogas 2007, Thomas Pietschmann, ha asegurado que el consumo del cannabis en España tiende a estabilizarse, en cambio el de cocaína se ha disparado y constituye "el mayor problema"


Según una noticia publicada en el periódico el pasado 27 de Julio, Sanidad responde a la 'epidemia de la coca' con un plan de choque. Veamos un resumen de la noticia:

"España se enfrenta a la mayor epidemia de cocaína. El Ministerio de Sanidad anunció ayer un plan de choque hasta el 2010 con un presupuesto de 20 millones de euros para abandonar el liderazgo mundial en el consumo de esta sustancia (por delante de EEUU y cuatro veces por encima de la media europea).


La ministra Elena Salgado reconoció que el consumo de esta droga en España crece entre los jóvenes de 14 a 18 años. El año pasado afectaba nada menos que al 7,2% de esta población, lo que supone que casi 6.000 adolescentes la esnifan a diario.

PLAN DE CHOQUE

La medida más llamativa de las 71 contempladas en el plan choque, centrado por primera vez en una sola droga y dirigido a la población de 14 a 18 años, pretende que bares, discotecas y otros lugares de ocio se involucren en la batalla contra la coca, donde los consumos son mayores. El Ministerio de Sanidad se dispone a firmar un convenio con la Federación Española de Hostelería.

Habrá cursos "breves pero intensos" de formación para camareros y otros empleados para que conozcan los efectos nocivos de la cocaína y ayuden a reducir su consumo en su medio de trabajo. También se prevé intensificar la vigilancia y el control en lugares como los aseos, donde se suelen esnifar estas sustancias, y poder detectar a los consumidores.

El plan impulsará programas de prevención entre estudiantes y universitarios mediante las tecnologías de información más usadas por ellos (webs, SMS, foros, chats, .) y distribuirá folletos en formatos atractivos para los jóvenes en los ambientes estudiantiles.


Otras medidas para frenar el consumo entre los adolescentes son el desarrollo de programas de prevención a través de agentes mediadores juveniles y la formación específica de los profesionales sanitarios de atención primaria y urgencias. COCAÍNA: ¿SE LO VAS A DAR TODO? será el lema de la campaña que Sanidad pondrá en marcha el próximo mes de julio y que persigue alertar a los ciudadanos de los riesgos sociales y sanitarios de la coca.


LOS RIESGOS
"El consumo de cocaína está extendido en todas las edades, capas sociales y niveles educativos", resumió Salgado. "Estamos entre los grandes consumidores de cocaína desde los años 90 y lo cierto es que los efectos sobre la salud siguen siendo desconocidos y la percepción del riesgo sigue siendo muy escasa".
A falta de los resultados de un estudio clínico que se conocerán en julio, los responsables del Plan Nacional sobre Drogas subrayaron entre los principales riesgos la aparición de psicosis o paranoias, arteroesclerosis prematura, infartos de miocardio e ictus cerebrales. Según datos oficiales, la cocaína es la droga cuyo consumo genera más demandas de tratamiento clínico (46,95%) y de urgencias hospitalarias (54,8%).
"


Los efectos y los riesgos del consumo de cualquier droga no sólo depende de las características de la misma, sino también de otros factores, como son las situaciones en las que se consumen y las propias características personales. Hay personas más vulnerables que otras y, en todo caso, la edad del consumidor es la clave a la hora de predecir los daños.
Las consecuencias físicas más frecuentes son las náuseas, fatiga, temblor y, en casos más peligrosos, presenta cuadros de hipotermia grave.
También, el consumo crónico trae consigo diferentes consecuencias psicológicas; entre las más comunes están la dificultad de concentración, ansiedad y, en casos extremos, transtornos psicológicos (en estos casos el adolescente ha perdido total control de sí mismo). Así pues, las dosis elevadas o el consumo frecuente de cocaína o ambas cosas pueden desencadenar PARANOIA. El fumar cocaína puede producir una conducta paranoide particularmente agresiva en los adictos. Cuando los adictos dejan de usar cocaína, a menudo se deprimen, siendo este el motivo de consumir mayor cocaína para aliviar la depresión. La inhalación prolongada de cocaína puede resultar en ulceración de la membrana mucosa de la nariz y puede lesionar tanto el tabique nasal como para provocar su colapso. Las muertes relacionadas con el uso de cocaína se producen a menudo como consecuencia de paro cardíaco o ataques, seguidos de paro respiratorio


BUSQUEMOS MOTIVOS

Los motivos del consumo de drogas son múltiples y varían de un individuo a otro. Ellos pueden evolucionar en el tiempo, se puede comenzar, por ejemplo, por curiosidad o por la presión de los amigos y no volver a consumir; otros pueden empezar por diferenciarse de los demás o por imitación y luego por placer, y finalmente por necesidad y dependencia. Sin embargo, detrás de los motivos señalados puede haber una falta de proyectos, de esperanzas, de soledad, angustia, frustración, etc.

Así pues, ¿ Qué está ocurriendo con la población española? ¿ dónde están sus motivaciones, sus ganas por prosperar, sus ansias por vivir y su amor propio? ¿ Cuales son sus principales miedos? ¿ porqué necesita esta vía de escape? ¿ De qué huye?

Puede que las drogas lleguen a convertirse en un acto social para muchas personas, una forma inconsciente de divertirse y pasarlo bien…pero detrás de todo esto existe una principal razón oculta: UNA EVASIÓN DE LA REALIDAD. Parece que toda vida “mediocre” profesional o sentimentalmente necesite desconectar de su realidad por unos momentos para así sentirse LLENA y poder dejar la baja autoestima a un lado. El problema aparece cuando este acto se repite y el desprecio por uno mismo aumenta. Finalmente, lo único que conseguimos es sentirnos cada vez peor y hacernos daño a nosotros mismos.

Quiero volver a hacer mención de la frase que protagonizará la nueva campaña contra las drogas:

“COCAÍNA: ¿SE LO VAS A DAR TODO?”…ella misma nos está diciendo que, en definitiva, con las drogas no conseguimos ningún bien para nosotros mismos, sino TODO LO CONTRARIO.





¿Qué opinais sobre el plan de choque? ¿ El convenio con la federación española de hostelería puede servir realmente de ayuda ?




Consulta privada Mª Teresa Mata, psicoterapeuta y fisioterapeuta.


VISITAS DE LUNES A VIERNES CENTRE BALMES

Plaza Gala Placidia Nº 10-12, 5º 2ª 08006 - Barcelona Contacto: 617834474

Etiquetas:

6 Comments:

At 2:24 a. m., Anonymous Anónimo said...

Les paso una carta que me hicieron llegar, que escribió una adicta destinada a otros adictos.
Ojalá pueda ser útil a alguien.

CARTA DE UNA ADICTA A OTRO ADICTO

Querido/a amigo/a:
Decidí escribirte estas líneas porque siento desde lo profundo de mi ser que tengo un testimonio para brindarte que, quizás en algún momento de la vida, cuando te pares y contemples tu propio presente y tu pasado, (quizás sea hoy), puedas reconocer que no todo está perdido, que siempre hay una esperanza dispuesta a renovarse en el instante en el que vos decidas hacerlo.
Desde que nacemos poseemos la libertad de optar qué o quiénes queremos ser. A medida que crecemos, vamos concibiendo este concepto de ser libres y, a veces erramos en definir la libertad y la confundimos con libertinaje. Así nos sentimos “más libres” para disponer de nuestra vida como se nos da la gana.
Bajo este concepto equívoco, cometemos errores que muchas veces son irreparables. Creemos que la vida nos pertenece, que no tenemos que rendir cuentas a nadie por lo que hacemos. Ponemos una barrera que nos aísle de los demás y comenzamos a transitar por el precipicio del libertinaje, dando tropiezos hasta caer dentro de él Algunos caen en la delincuencia; otros, en la lujuria; otros en el alcohol; otros en las adicciones, etc.
Yo fui una de esas personas. Tiempo atrás, tome el camino equivocado y me condujo a la adicción de distintos tipos de drogas.
Al principio “TODO ESTABA BAJO CONTROL”. Era como quien, por curiosidad, prueba su primer cigarrillo. Estaba con amigos que no eran tan buenos como yo pensaba. Juntos, teníamos muchos proyectos para cumplir y queríamos que el tiempo nos alcanzara. Buscábamos que el día tuviera 48 o tal vez 72 horas para trabajar, estudiar y divertirnos. Fue así que, comenzamos a consumir estimulantes. Drogas que nos permitieran mantenernos despiertos y no sentir el cansancio.
Pero, al tiempo, los proyectos se fueron esfumando y yo que había comenzado con ¼ de pastilla, estaba consumiendo 30 comprimidos por día. Ya no eran suficientes las pastillas y seguí con otras sustancias.
Un día me di cuenta de que ya no podía parar, de que necesitaba seguir en este camino cuesta abajo y dejar a un lado, todo lo que interfiera con ésta decisión mal tomada. Me autoprotegía, pero… ¿de quiénes?: de los que me cuestionaban, de mis familiares, de mis buenos amigos con los que había crecido, de mis compañeros de trabaja. Poco a poco iba cerrando mi círculo, mi pequeño mundo. Mientras tanto mis neuronas se iban aletargando, mi sensibilidad se endurecía, mi carácter se volvía intolerante y mi ser, todo, se iba quedando vacío y en soledad.
Hundida en la adicción y con una visión determinista me decía a mi misma que ya no podía cambiar, que ya era tarde… mi destino era la destrucción de mi propia persona.
Las drogas pasaron a ser “lo más importante para mi”. A tal punto, que me anestesiaban frente al dolor de mi familia y de mis allegados, al verme en el estado en que me encontraba. Todos querían ayudarme…menos yo. No estaba dentro de mí la decisión de querer “parar”. Así, cada vez peor, las drogas me llevaron a perder el significado de la vida, a querer traspasar límites sin medir las consecuencias. Estos límites bordeaban el camino de la muerte.
No quería sentir el dolor y el sufrimiento de los que me amaban. Por eso los evitaba y más me drogaba. Me estaba quedando sola.
Cuando algunos de los que consumían conmigo encontraron su límite final por sobredosis o por enfermedad (SIDA), las pocas neuronas que habían quedado despiertas en mi cabeza, hicieron que me planteara que no podía seguir así. Comenzó un tiempo de angustia y sufrimiento porque ya no estaba “TODO BAJO CONTROL”. Ya no era tan fácil salir del pozo en que me había metido. Buscaba ayuda, pero tenía mis reservas con ella.
Todos me ofrecían internarme y eso era algo que no estaba dispuesta a hacer. Conocía entonces, los grupos de autoayuda de Narcóticos Anónimos y allí pude, con mucho esfuerzo, dejar de consumir. Pero… el vacío y la soledad seguían en mi interior.
Un día entré en su iglesia. Fui hasta cerca del altar y clamé al Señor Jesús su ayuda. Así comencé a frecuentar el templo rogándole siempre lo mismo. El Señor no hizo oídos sordos a mi dolor y, poco a poco, fue rescatándome del lugar en que me encontraba. Fue sanando los largos años de adicción y fue transformando mi corazón endurecido.
Surgió entonces en mi, una pregunta para Dios: “¿Dónde estabas todos estos años que no te podía ver… ni sentir... ni oír?”
Su respuesta tardó en llegar. Hoy, en la intimidad del corazón, con las neuronas más despiertas, con los recuerdos más armados (ya que con e consumo se habían borrado) veo que, a pesar de haber elegido mal el camino en el pasado, Él estaba firme al lado mío. Protegiéndome a mi misma…cuidándome con mano amorosa como a la niña de sus ojos. Estaba allí, insistiendo en que volviera a enderezar mi camino torcido, a través de las personas que ponía a mi lado y que en su momento yo veía con fastidio.
Hoy puedo darme cuenta de que el Señor siempre estuvo esperándome, como el Padre amoroso que espera ansioso el retorno de su hijo amado.
Yo soy la oveja perdida que el Buen Pastor salió a buscar dejando a las otras noventa y nueve.
Yo soy el paralítico a quien Jesús dijo “levántate y camina”.
Por todo esto te digo, amigo/a, que siempre hay esperanzas APRA salir de las drogas. Pero la seguridad más grande es que: es el Señor Jesucristo, Rey de la Vida, quien te rescata de las garras de la muerte, te perdona y sana tus heridas y las culpas que las drogas te generaron alguna vez.
Poné tu esperanza en Él, que todo lo puede y dejate transformar por su AMOR.

 
At 1:39 p. m., Blogger El Divan Digital said...

Gracias por compartir esta vivencia con nosotros.

Cada uno encuentra un motivo por el cual luchar. Parece ser que en este caso la fe fue uno de los factores principales para salir de este pozo. Nos alegramos de que en la actualidad existan unos planes de futuro y una ilusión por vivir.


Un abrazo

 
At 2:41 p. m., Anonymous Daniel Arias said...

Interesante post, para un problema de difícil solución.
Creo que la primera causa de la diferencia de consumo entre España y e lrsto de Europa, es la banalización de las consecuencias.
Aquí pensamos que una rallita no hace daño, y entre las clases altas se predica con esta linea. De hecho el sector que más consume es el sector alto de la sociedad.
Luego decir que el estado lleva años gastándose una apsta enorme en campañas, y solo hace que crecer el consumo.NO ESTARAN EQUIVOCÁNDOSE?
Como siempre, el estado metido donde no le llama. Es un tema entre la persona y su conciencia.
Es mi opinión.
Saludos

 
At 4:56 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ Daniel

Bienvenido de nuevo al Diván Daniel, estamos encantados de contar contigo.

Interesante el apunte que haces: "Es un tema entre la persona y su conciencia".

Cierto, parece que las campañas contra las drogas no terminan de ser exitosas, y parece complicado saber la razón. De todos modos, como tu muy bien dices, el tema de las drogas es un tema personal y en definitiva individual, y por mucho que la publicidad intente concienciar, al final quien toma la decisión es nuestra propia vocecita, nuestra propia CONCIENCIA.

Es complicado hacer incapié en esta lucha por "hacer topar de narices" con la realidad...al final uno mismo decide si quiere abrir los ojos o mantenerlos cerrados.

Un saludo

 
At 6:12 p. m., Blogger nololita said...

Muy interesante este post. He descubierto hace poco tu blog y me estoy poniendo al día leyendo los post anteriores.
Yo creo que el tema de la droga está totalmente "vanalizado" en el sentido que nadie piensa que fumar un porro o meterse una ralla vaya a engancharle. En muchos casos así es.
Luego están los medios de comunicación, en concreto la televisión. En nuestra sociedad estamos ensalzando a personas destruidas por la droga: véase Carmina Ordóñez, los hermanos Matamoros... y así un largo etc.
Es más, muchos de ellos salen diciendo en la tv que son toxicómanos, y lo mala que es la droga... quizás las intenciones sean buenas, pero creo que la imagen que nos lanzan a la juventud es: "vive al límite y busca el éxito rápido, a mí al fin y al cabo no me está yendo tan mal".
Muy bueno tu blog.
Un saludo!

 
At 1:47 p. m., Blogger El Divan Digital said...

@ nololita

Bienvenida al Diván.

Muy interesante tu aportación. Tienes razón, a veces parece que nos transmitan este mensaje de: "vive al límite, busca lo fácil". Muchos personajes famosos dan un ejemplo de vida desenfrenada relacionada con las drogas y el resultado de este tipo de hábitos a veces no tiene esta cara.

Un saludo nololita

 

Publicar un comentario

<< Home